La Percepción de la belleza y su efecto en nuestro Vida.

"La percepción es la forma en la que el cerebro interpreta las sensaciones que recibe a través de los sentidos para formar una impresión inconsciente o consciente de la realidad física de su entorno".

Siempre estamos recibiendo información, la percepción de estos "datos" producen un constante estimulo en nuestro sistema nervioso, dependiendo del estimulo se generará una respuesta emocional que repercutirá directamente en nuestro estado de ánimo.

Nuestro estado de ánimo define nuestras respuestas ante las situaciones que tenemos que resolver en la vida cotidiana, entonces lo que entra en nuestra mente a través de nuestros sentidos debería ser seleccionado con mucho cuidado ya que su impacto en nosotros es trascendental en el día a día y lógicamente gobernará el resultado final de nuestros actos.



El papel de la belleza es determinante en la vida del hombre, ninguna otra criatura tiene la necesidad de ella, ni su ausencia le acarrearía graves consecuencias, ni su presencia la dicha. Nuestra historia está llena de manifestaciones artísticas y belleza, pintura, música, danza, rituales chamánicos, meditación....La búsqueda de la belleza y el disfrute de la misma, no ha sido algo transitorio en nuestro devenir, todas las culturas le han otorgado gran importancia y una admiración especial. Lo hermoso salva al hombre de la barbarie, lo ayuda a trascender a un plano, superior donde lo intangible se vuelve sagrado y digno de veneración.

La Divinidad se hace omnipresente, en su eterna manifestación a través de lo que cada uno de nosotros absorbe, en todo aquello en lo que encuentra hermosura


Es vital prestar una cuidadosa atención a los detalles, demorarnos en la elaboración de nuestras tareas, y revestir de importancia sagrada a cada una de ellas, por más banal que nos parezca, los pequeños detalles son los que confieren belleza, y trascendencia a cada cosa o evento que nos acontece. Es esta sencillez sin ruido ni exageración, la que trae paz a nuestra alma, y hace crecer en nuestro interior la alegría silenciosa de vivir...

Estos pequeños cuidados son como cultivar un sagrado jardín, lleno de verdor y calidez en nuestro interior...



Sentir a través de la mirada profunda que descubre la belleza en actos sencillos, proporciona alivio y felicidad, nos compromete de manera automática con nuestro bienestar, y con lo que nos rodea, nos hace compasivos y pacientes, nos ancla en el ahora porque confiere al espacio y al tiempo la condición de habitabilidad, y donde quiera que estemos nos sentiremos en nuestro hogar. El hogar es un lugar seguro, y cuando un ser se siente seguro, en gran medida sus necesidades están cubiertas y esta situación genera disposición hacia la conciliación, la creatividad y la dicha... dando lugar a la paz, al arte y al verdadero desarrollo del hombre..




7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo