La paradoja de la inmutabilidad del cambio



El cambio es una constante inmutable, he allí su paradoja, el cambio es el llamado de la naturaleza hacia la regeneración y el renacimiento constante allí está ese poder alquímico de nuestra naturaleza y la de todo lo que nos rodea, comprende, y da forma a nuestra esencia. Entonces por qué nos resistimos y pataleamos contra lo desconocido, por qué esa vana y férrea resistencia a los cambios. Día a día enseñamos a nuestros hijos la gran mentira que nos enseñaron, esa letanía de que es mejor malo conocido que bueno por conocer, les enseñamos los miedos que hace miles de años nos inculcaron y que ya nadie recuerda su razón de ser, pero los seguimos repitiendo como un ritual obsoleto y automático, les inculcamos los viejos paradigmas, que son la representación de las cadenas que nos atan al dolor constante de "la perdida", cuando la verdad es que nada se pierde, todo simplemente cambia, muta y se transforma en una nueva oportunidad.



La vida es sostenida y alimentada por el cambio, él es la llave maestra que da paso para que la energía circule, dando el impulso que todo lo mantiene, la naturaleza toda se renueva segundo a segundo, nuestro cuerpo posee millones de células que se están regenerando a cada instante, nuestra piel se descama y deshace de las células muertas y secas para poder dar paso a las nuevas, que nos proporcionaran una apariencia saludable, porque los cambios generan salud, sin cambio todo se estanca, degenera y muere. Pensemos en un riachuelo que discurre entre los arboles en el monte, imaginemos que en un recodo el cauce se desvía un poco, y forma una hermosa poza, pero las ramas el lodo y las hojas traídas por la corriente empiezan a taponar la entrada de agua fresca y viva que la alimentaba , esa agua irá enturbiándose y pudriéndose para terminar muriendo por la perdida de su poder vital, dejando así de ser parte del río que antes le alimentaba, para que haya vida debe alimentarse con energía, la energía es movimiento, el movimiento es cambio.




Todo a nuestro alrededor nos da información constante para que podamos ir en sintonía con la vida, todo nos dice como estar saludables física y emocionalmente, pero sobre esa información se solapa la del miedo colectivo, un miedo usado para mantenernos estancados y evitar la evolución que nos permitirá liberar nuestro potencial, para vivir seguros de nuestra naturaleza y nuestro poder.

Pero no conviene que estemos conscientes de nuestro poder, porque este nos hará libres, él nos dará el impulso necesario para unirnos al cambio, y hacernos "Uno" con él, y tomar las decisiones que debamos en los momentos oportunos, porque el que decide, es fiel a la vida, el que decide cumple con el principio fundamental de la vida, "producir cambios, seguir dando vida, alumbrar, parir, alimentar el flujo mágico y sagrado que mueve al universo".



Es vital que recobremos la confianza natural con la que venimos dotados, porque solo así podremos recuperar nuestra salud tanto física como emocional, podremos retomar la paz y la tranquilidad interior y aceptar la perfección que hay en el cambio, nos dejaremos entonces propulsar por su potente motor, que nos llevará por un camino donde los miedos cobraran su importancia natural, y su verdadera razón de ser, no estarán magnificados, ni fuera de su objetivo natural.

Abracemos los cambios, celebremos la muerte aparente, porque ella es el envoltorio que oculta


el regalo oculto de la Eternidad...

104 vistas

Calle San Bernardo, 42 - 1ª I

33201 Gijón, Asturias

Tel. 684607790

Email: info@ritualyvida.es

HORARIO COMERCIAL

Lunes a viernes: 11:00 a 20:30

Sábado: 12:00 a 18:00

Domingo: Cerrado

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Google+ Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

​© 2018 by Ritual y vida